Follow by Email

miércoles, 11 de abril de 2012

Jugando con las quillas



Esta Semana Santa ha habido un poco de todo: unos días plato, otros con olas pequeñas, otros con más grandes, mucha corriente por las mareas vivas... y el quiver que tenemos es limitado. Sin embargo, si nos ponemos a jugar con la configuración de las quillas que usamos variando su número, o su tamaño y/o su posición, nos daremos cuenta de que el comportamiento de nuestra tabla varía. Es dificil llevar varias tablas en el coche para elegir una u otra en función de lo que te encuentres en el sitio que has elegído para surfear. Además, por muy fiables que sean los partes, a veces las condiciones cambian y por otra parte no siempre ni todos disponemos de varias tablas. Por ello recomiendo invertir en quillas. Quizá no sea la solución definitiva a no tener un quiver variado, pero nos pueden ayudar a disfrutar de sensaciones diferentes con una misma tabla a la vez que aprenderemos a adaptarla mejor no solo a las condiciones del momento sino a nuestro estilo de surfing. Estos días he atrasado la quilla central de mi long y he puesto unas estabilizadoras más grandes con la idea de intentar unos noseride mejores (repito, intentar, je, je). Por el contrario he reducido el tamaño de las estabilizadoras de mi 6'6 para que gire mas y me de más juego en olas pequeñas a la espera de encontrar la quilla ideal para surfearla como un single. Solo esos cambios han hecho que ambas tablas me den mucho juego esta Semana Santa. Probad, es divertido.