Follow by Email

jueves, 24 de enero de 2013

Surf-aitak

Quiero dedicar este post a todos aquellos "aitak" (padres) que hacen surf.

Todos admiramos a aquellos que dedican o han dedicado su vida por completo al surf. Todos admiramos, y yo me incluyo, a aquellos que deciden viajr a sitios lejanos en busca de olas y vivir aventuras. Pero admiro más a aquellos que en un momento de su vida deciden justo lo contrario. Aquellos surfers que un día deciden sacrificar su pasión por el surf por iniciar otra aventura aún mayor que todas las que se puedan vivir en este deporte: la de ser padres. Y también admiro a aquellos "aitas" que deciden, un día con condiciones perfectas, quedarse con su familia, jugando o viendo jugar a sus hijos, cuidando de los suyos y disfrutando de ellos y sacrificando esa "sesión perfecta". Porque esta vida no solo se compone de "surf", o eso opino yo. Quizá muchos sean capaces de llenar su vida solo con surf. Yo no. Yo creo que hay más cosas y más importantes, y coincido plenamente con esta cita de Jose Saramago sobre los hijos que un amigo me han enviado y que quiero compartir con vosotros:

"Hijo es  un ser que Dios nos  prestó para hacer un curso intensivo de cómo amar a alguien más que a nosotros mismos, de cómo cambiar nuestros peores defectos para darles los mejores ejemplos y, de nosotros, aprender a tener coraje. Sí. ¡Eso es! Ser madre o padre es el mayor acto de coraje que alguien pueda tener, porque es exponerse a todo tipo de dolor, principalmente de la incertidumbre de estar actuando correctamente y del miedo a perder algo tan amado. ¿Perder? ¿Cómo? ¿No es nuestro? Fue apenas un préstamo... EL MAS PRECIADO Y MARAVILLOSO PRÉSTAMO ya que son nuestros sólo mientras no pueden valerse por sí mismos, luego le pertenecen a la vida, al destino y a sus propias familias. Dios bendiga siempre a nuestros hijos pues a nosotros ya nos bendijo con ellos"

Ser surfer no te hace necesariamente ser mejor persona. Ser padre, sí.

Un abrazo y buenas olas.

P.D.: La foto corresponde al día del deporte de 2011 y que algunos del MST pasamos iniciando al surf a todos aquellos chavales y chavalas de Mundaka que se animaron.

4 comentarios:

  1. Que razón tienes !!! Y q poquitos lo quieren ver así, vivimos en mundo de aficiones que alienan a las personas, y se olvidan que hay mucho más que la afición que uno pueda tener !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Trahfunkel por pasarte y comenatar. Supongo que yo tembién he sido o he pasado por etapas egoistas en las que solo pensaba en mí y en coger olas. Nadie estamos libres de eso, por eso he pensado que no viene mal que de vez en cuando nos recuerden que hay algo más. ;)

      Un saludo.

      Eliminar
    2. Me gusta el surf, pero desde que hace dos años nació Nahia, lo he dejado apartado. El poco tiempo que me deja el trabajo prefiero disfrutarlo con ella.
      Eso sí, espero poder inculcarle el surf, y que aprenda a disfrutarlo, y por supuesto, yo con ella.

      Eliminar
    3. Yo también lo tuve semi-abandonado por una temporada bastante larga, hasta que decidí robarle tiempo al sueño para poder ir al agua. Seguro que encuentras tus momentos, aunque seas pocos, y sigues disfrutando del surf y... por supuesto, de tu familia.

      Un saludo y gracias por pasarte u comentar.

      Eliminar