Follow by Email

jueves, 17 de diciembre de 2009

Se acabó lo bueno


Nada, que se acabó lo bueno. LLevamos una semanita sin olas, con temperaturas de cinco grados en la costa, vientos del oeste y es que se nos ha echado el invierno de golpe. La temperatura del agua de momento se mantiene a 14 grados, pero no pasará mucho tiempo hasta que baje a los 10 o 11. Las nieves ya han hecho su aparición en nuestras montañas y los aficionados al snow ya se están frotando las manos.
Con la escusa de protegerme del frío me ha comprado un casco, ya que ahora hay unos modelos bastante buenos a un precio asequible (40 euros), sin embargo creo que mi subconsciente quiere que empiece a tener cuidado con los multiples riesgos para la salud que este deporte que amamos implica: riesgo para los oídos, golpes, etcétera. Nunca he entrado con casco al agua, hoy iba a ser el primer día pero... no hay olas. De todas maneras me lo he probado y me resulta un poco incómdo, eso sí, calorcíto en las orejas sí que da. Habrá que acostumbrerse.
Izan dugun udazken zoragarria amitu da eta berehala negua etorri zaigu. Kostaldean izotzen duen haizea eta mendietan elurra daukagu. Itxasoko urak, momentuz, 14 gradutan dagoz, baina laster 10 edo 11 graduetara jeitsiko dira. Snowboard egiten dutenen momentua da.
Hotzaren aitzakiarekin kasko bat erosi dut, baina hotzeaz gain, surfean dagozen beste arriskuetatik (kolpeak, tinpanoen pusketak, etabar) babestu nahian egin dut. Momentuz ez dut probatu (olaturik ez dagoelako), baina apur bat ezerosoa dirudit. Hori bai, hala eta guztiz ere, beroa ematen dit.

No hay comentarios:

Publicar un comentario